6.4

Home
Su
1.
2.
3.
4.
5.

 

Todas las proposiciones son de igual valor.

6.41    El sentido del mundo tiene que residir fuera de él. En el mundo todo es como es y todo sucede como sucede; en él no hay valor alguno, y si lo hubiera carecería de valor.

SSi hay un valor que tenga valor tiene que residir fuera de todo suceder y ser-así. Porque todo suceder y ser-así son casuales.

Lo que los hace no-casuales no puede residir en el mundo; porque, de lo contrario, sería casual a su vez.

Ha de residir fuera del mundo.

6.42 (3)   Por eso tampoco puede haber proposiciones éticas.

Las proposiciones no pueden expresar nada más alto..

6.43 (2)    Si la voluntad buena o mala cambia el mundo, entonces sólo puede cambiar los límites del mundo, no los hechos; no lo que puede expresarse mediante el lenguaje.

En una palabra, el mundo tiene que convertirse entonces en otro enteramente diferente. Tiene que crecer o decrecer, por así decirlo, en su totalidad.

El mundo del feliz es otro que el del infeliz.

6.44    No cómo sea el mundo es lo místico, sino que sea.

6.45    La visión del mundo sub specie aeterni es su visión como-todo-limitado.

El sentimiento del mundo como todo limitado es el sentimiento místico.